Seguro que en más de una ocasión habrás escuchado hablar de la importancia de realizar estiramientos antes y después de hacer ejercicio. Sin embargo, en más de una ocasión, todos lo hemos pasado por alto, y nos hemos olvidado de estirar.
Si esto es así, y eres de los que piensan que los estiramientos no son tan necesarios, debes saber que estirar antes y después de hacer deporte es vital para que el esfuerzo físico que realizamos sea efectivo, y para evitar posibles futuras lesiones.
Por eso, os doy algunos motivos para estirar antes y después de hacer ejercicio:
  1. El estiramiento es el paso previo al ejercicio, y el paso intermedio entre la actividad física y el sedentarismo. Es decir, al realizar los estiramientos estamos preparando nuestros músculos para hacer deporte, y para que no “estén fríos”. De la misma forma, cuando terminamos de hacer ejercicio es muy necesario estirar los músculos para relajarlos.
  2. Cuando estiramos preparamos el músculo, y le avisamos de que vamos a comenzar  a hacer ejercicio. Hacemos que pierda la rigidez inicial al comienzo del ejercicio, y mejoramos su flexibilidad.
  3. Para evitar posibles lesiones es importante que el músculo no esté completamente frío. Además, cuando terminamos de hacer deporte, nuestro organismo libera ácido láctico a través de los músculos, cristalizándolo , y creando fibras rígidas. De aquí, la importancia de estirar al finalizar ejercicio físico. El músculo bien estirado se vuelve más flexible, y por lo tanto, más resistente. De esta forma, si hacemos un sobreesfuerzo estaremos más protegidos contra futuras lesiones.
  4. Cuando terminamos de hacer deporte y estiramos, notamos una sensación de bienestar y relajación corporal que hace que nos aliviemos después de la tensión del ejercicio.
  5. Los estiramientos tienen que ser lentos y debemos realizarlos de una forma relajada y tranquila. Con 10 minutos es suficiente.
  6. Al estirar se favorece la movilidad de nuestros ligamentos, tendones y músculosque se quedan “pegados” a los huesos y no dejan espacio en los articulaciones.
  7. Además  uno de los beneficios de estirar al finalizar el ejercicio, es que nuestros músculos se recuperan antes y de una forma más efectiva. De esta forma, estaremos antes preparados para la siguiente sesión de entrenamiento.
  8. Por último, no te olvides de respirar adecuadamente para que el oxígeno llegue correctamente a la sangre, y después a nuestros músculos.
Como veis, éstos son sólo algunos motivos para estirar antes y después de realizar ejercicio físico. Lo más importante, es que al estirar estamos avisando a nuestro cuerpo, le avisamos de que vamos a hacer un esfuerzo extra, para que vaya preparado y no se lesione. Cuando terminamos de hacer deporte, ocurre lo mismo, cuidamos nuestras articulaciones, premiamos a nuestros músculos realizando unos suaves estiramientos que servirán para relajar nuestro cuerpo después de la tensión sometida y para hacer que se recuperen antes. No te olives de estirar, seguro que tu cuerpo te lo agradece.
CLOSE
CLOSE
Share This