Suponiendo que ya estamos en competición o entrenando, y de forma repentina, nos llega el ataque del flato, ¿qué podemos hacer?
– Tensar la zona del abdomen: La tensión de estos músculos nos ayudará a que las vísceras no sufran tantas oscilaciones.
– Inclinar el tronco ligeramente y presionar la zona en la que sentimos la molestia. Hace que el flato desaparezca a los pocos minutos.
– Cesar el ejercicio físico:Cuidado si el dolor es muy intenso, lo mejor es parar y posponer el entreno para otro día.g
¿Alguna duda respecto al flato amigos?
CLOSE
CLOSE
Share This